¿Qué es una reparadora de crédito?

Una organización de reparación de crédito hace exactamente lo que su nombre indica, arregla sus finanzas en tres pasos: ahorrar, negociar y pagar. Por decirlo de otro modo, este tipo de empresas ayudan a las personas cuyas deudas se les han ido de las manos y ahora no pueden pagar porque son incapaces de obtener la cantidad que deben.


¿Cómo operan las reparadoras?

En el mercado mexicano, un concepto conocido como empresa de reparación de crédito opera con el objetivo de arreglar las finanzas de las personas para que comiencen una nueva vida financiera desde cero.

Saldo Cero es una reparadora de crédito confiable en México, debido a que trata directamente con los acreedores, animando a las personas a liquidar sus deudas mediante algún plan de educación financiera y ahorro; de este modo, se logra pagar hasta un 70% menos del importe inicial.


¿Cómo trabajan las reparadoras?

Cuando se ponga en contacto con alguna organización de reparación de deudas, ya sea a través de su sitio web o por teléfono, uno de sus representantes le pedirá información para poder evaluar su situación y determinar la magnitud de su problema de endeudamiento.

Al cabo de unos días, el agente se pondrá en contacto con usted y le ofrecerá una estrategia detallada para solucionar sus problemas financieros.

El plan personalizado que le proporcionará el agente incluirá una estrategia de ahorro adaptada a usted en función de sus circunstancias financieras. De este modo, se basará en una serie de pagos mensuales fijos con tipos de interés más bajos.

Mientras usted ahorra, el agente negociará con el banco al que le debe para que, cuando reciba una determinada cantidad de dinero, la utilice para saldar la deuda que tiene en un solo pago.

Su trabajo de la reparadora no termina después de que sus ahorros hayan pagado la deuda; ahora debe tener los medios para no volver a caer en el mismo problema. En este enfoque, el asesor le proporcionará una serie de sugerencias y le ayudará a desarrollar una estrategia financiera basada en una sencilla premisa: nunca gastar más de lo que se gana.