¿Qué es una reparadora de crédito?

Una organización de reparación de crédito hace exactamente lo que su nombre indica, arregla sus finanzas en tres pasos: ahorrar, negociar y pagar. Por decirlo de otro modo, este tipo de empresas ayudan a las personas cuyas deudas se les han ido de las manos y ahora no pueden pagar porque son incapaces de obtener la cantidad que deben.


¿Cómo operan las reparadoras?

En el mercado mexicano, un concepto conocido como empresa de reparación de crédito opera con el objetivo de arreglar las finanzas de las personas para que comiencen una nueva vida financiera desde cero.

Saldo Cero es una reparadora de crédito confiable en México, debido a que trata directamente con los acreedores, animando a las personas a liquidar sus deudas mediante algún plan de educación financiera y ahorro; de este modo, se logra pagar hasta un 70% menos del importe inicial.


¿Cómo trabajan las reparadoras?

Cuando se ponga en contacto con alguna organización de reparación de deudas, ya sea a través de su sitio web o por teléfono, uno de sus representantes le pedirá información para poder evaluar su situación y determinar la magnitud de su problema de endeudamiento.

Al cabo de unos días, el agente se pondrá en contacto con usted y le ofrecerá una estrategia detallada para solucionar sus problemas financieros.

El plan personalizado que le proporcionará el agente incluirá una estrategia de ahorro adaptada a usted en función de sus circunstancias financieras. De este modo, se basará en una serie de pagos mensuales fijos con tipos de interés más bajos.

Mientras usted ahorra, el agente negociará con el banco al que le debe para que, cuando reciba una determinada cantidad de dinero, la utilice para saldar la deuda que tiene en un solo pago.

Su trabajo de la reparadora no termina después de que sus ahorros hayan pagado la deuda; ahora debe tener los medios para no volver a caer en el mismo problema. En este enfoque, el asesor le proporcionará una serie de sugerencias y le ayudará a desarrollar una estrategia financiera basada en una sencilla premisa: nunca gastar más de lo que se gana.


¿Qué son las tarjetas de crédito?

Uno de los métodos de pago sin efectivo más utilizados en el mundo es la tarjeta de crédito. Como proporciona a los clientes una línea de crédito a corto plazo, la tarjeta de crédito es un método de pago muy popular. La cantidad de esta línea de crédito viene determinada por la solvencia del cliente, que se comprueba antes de emitir dicha tarjeta.

Si tiene una tarjeta de crédito, puede realizar pagos sin efectivo en cualquier parte del mundo. Las tarjetas de crédito se han creado específicamente para las transacciones internacionales, por lo que se aceptan en otros países con mucha más frecuencia que las tarjetas de giro. La tarjeta de crédito es un método de pago cómodo, seguro y muy utilizado. Es el método de pago más popular para vuelos, habitaciones de hotel, alquiler de coches, restaurantes e incluso gasolina.


¿Qué son las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito no son más que plásticos y papeles físicos proporcionados por los bancos con la intención de permitir a una persona pagar bienes y servicios mediante un préstamo que el banco proporciona al cliente. Este préstamo debe ser devuelto en el futuro. La tarjeta de crédito es uno de los medios de pago más utilizados en el mundo, y puede utilizarse para realizar compras en prácticamente cualquier lugar.

Como cada tarjeta de crédito está a nombre del propietario de la cuenta bancaria, todos los préstamos y cargos estarán siempre a nombre de esa persona, sin importar que la tarjeta sea utilizada por otra persona. Las tarjetas de crédito suelen tener un límite de gasto o préstamo mensual, que restringe su uso. Además, se crea un cargo anual predeterminado, que los clientes deben verificar antes de solicitarla al banco, ya que estos datos son los que permiten a los consumidores determinar si es rentable o no.


¿Cómo funcionan?

Las tarjetas de crédito son un tipo de pago que puede utilizarse en el futuro, permitiendo realizar compras que en ese momento no se pueden pagar en efectivo; sin embargo, el importe gastado se acumulará y deberá pagarse en una fecha posterior, generalmente a final de mes. Por ello, es fundamental que la persona recuerde no gastar más dinero del que pueda devolver más tarde, ya que, de lo contrario, el banco puede aplicar una penalización por no pagar a tiempo.

Ventajas

Existe una serie de ventajas que se deben tener en cuenta al utilizar una tarjeta de crédito. La primera es que puede realizar compras de cualquier tipo aunque no tenga efectivo en su cuenta bancaria conectada. Además, el importe de las tarjetas de crédito es emitido por el mismo banco en forma de préstamo. Otra ventaja es la posibilidad de pagar desde prácticamente cualquier lugar del planeta.

Como las tarjetas están a su nombre y pueden manejar varias divisas, puede utilizarlas para hacer transacciones incluso cuando no esté en el país. Sin embargo, esto sólo se aplica en algunas tarjetas, por lo que debe comprobar sus detalles antes de solicitarlas. Las tarjetas de crédito tienen un límite, pero varía en función del banco y de si paga o no a tiempo. Cuanto mejor pague a tiempo, más probabilidades tendrá de obtener aumentos en su límite de crédito.